BDU I

En 2011 se lanzo en Uruguay el primer fideicomiso financiero forestal de oferta publica en el mercado, BDU I, por un monto de USD 50 millones.

BDU II

En 2015 se crea Bosques del Uruguay II, segundo fondo forestal con activos en Uruguay y con una inversión total de USD 70 millones.

BDU III

Bosques del Uruguay III se lanza en 2016 alcanzando una inversión total de USD 190 millones.

BDU IV

En 2019 se crea Bosques del Uruguay IV por un monto de USD 330 millones.


Porque es el primer fideicomiso de oferta pública en la Bolsa de Valores del Uruguay con un 100% de certificados de participación.

Así, esta iniciativa le permite a los uruguayos ahorrar para el futuro participando en un emprendimiento forestal nacional.

¿Quién administra y garantiza el desarrollo de los bosques?

AF es la administradora del negocio, una empresa uruguaya fundada en el año 2000, líder en servicios forestales y la administración de activos. En 2007 AF se instaló en Chile y en 2010 comenzó sus actividades en Brasil. Hoy genera empleo directo e indirecto a unas 700 personas a nivel regional. La compañía gestiona 86.000 hectáreas forestadas por más de USD 800 millones a través de sus fideicomisos Bosques del Uruguay I, II, III y IV.

¿Quién es el fiduciario?

El fiduciario de Bosques del Uruguay es EF Asset Management, Administradora de Fondos de Inversión S.A.. Fue creada en el año 2003 por Ferrere Abogados y CPA Ferrere en Uruguay. Se trata del mayor administrador privado de fideicomisos del país, y ha emitido la mayor cantidad de fideicomisos financieros del mercado uruguayo, como el de UTE 2004, Transporte Colectivo Urbano de Montevideo, CFP, NZFSU I y Pronto! entre otros.


El retorno de la inversión se genera por la combinación del crecimiento de la madera y de la valorización de la tierra.

1. Crecimiento de los árboles. Los árboles aumentan su volumen año a año. Además, al engrosarse la madera, aumenta su valor de venta porque puede ser usada para otros destinos: por ejemplo, un árbol que a los 10 años se utiliza para la producción de pulpa de celulosa, a los 15 años se podrá destinar a la fabricación de muebles.

2. Valorización de la tierra. El valor de los campos uruguayos se multiplicó por 5 en los últimos 10 años, y se espera que esta tendencia se continúe, ya que se trata de un recurso finito.

¿Por qué invertir en tierras y bosques?

Los retornos en este tipo de activos han sido históricamente positivos y estables. Dado el nivel de riesgo, los retornos son atractivos comparado con otros tipos de activos tradicionales.

El negocio de la forestación se beneficia por fundamentos de mercado favorables a largo plazo. El crecimiento demográfico, el desarrollo económico, la creciente urbanización y el uso de la madera aserrada en la construcción y biocombustibles para mitigar el cambio climático son todos impulsores del crecimiento de la demanda de productos madereros.

Los activos forestales brindan diversificación a los inversores dado que no tienen correlación alguna con otro tipo de instrumentos financieros sumado a su bajo beta, alpha positivo y bajo costo de capital.

Son un excelente refugio para cubrirse del riesgo inflacionario.

Ofrecen un ingreso estable ya que la cosecha es planeada en línea con las condiciones de mercado. Asimismo, la ventana para realizar las cosechas es de un periodo prolongado lo que permite adaptarse a cambios en las condiciones económicas.

El crecimiento de los arboles es predecible, tangible e independiente de los factores macroeconómicos.

Estructura segura

Bosques del Uruguay propone una estructura segura: Fideicomiso Financiero Forestal regulado por el Banco Central del Uruguay.

Tiene bajo costo de entrada.

Ofrece bajo costo de administración.

El inversor es accionista del proyecto.

Garantía internacional de sustentabilidad

Todos los bosques son producidos bajo los estándares de la norma FSC (Forest Stewardship Council), una garantía internacional de sustentabilidad.

Estrategia del negocio

¿Qué árboles se plantan?

El modelo silvícola se basa en la plantación de Eucaliptus de las especies dunnii y grandis.

La producción de Eucaliptus está muy extendida en Uruguay. El país se ubica entre los cinco del mundo con mayor área plantada de este tipo de árboles, detrás de India, Brasil, China y Australia. De la especie grandis ya hay plantadas más de 200.000 hectáreas, mientras que de la dunnii superan las 100.000 hectáreas. La plantación de ambos géneros está en franco crecimiento.

La plantación de los árboles se realiza en propiedades que posean suelos de prioridad forestal.

Ciclo de vida de las plantaciones


  • Los árboles crecen más del doble que en el hemisferio norte (elevadas tasas de desarrollo biológico).
  • La extracción de madera se multiplicó por 3 en la última década.
  • Hay 1 millón de hectáreas de bosques plantados en el país, lo cual demuestra que es un negocio probado.
  • Se encuentran presentes en el país actores muy destacados del negocio de la madera global como UPM, StoraEnso y Arauco.
  • Existen ventajas impositivas. Los proyectos que producen madera para aserrado están exentos del impuesto a las ganancias.
  • Rigen reglas de juego claras y estables a nivel político, económico y social.